Experiencias con amigos por internet

by - marzo 21, 2017


Well well, llevaba mucho tiempo queriendo escribir esta entrada, pues es uno de mis temas de conversación favoritos tanto por experiencia como por conocimiento general, y la verdad es que, aunque siempre estoy dispuesta a conversar y compartir con cualquiera acerca de lo fabuloso que puede resultar conocer a alguien por el medio de la tecnología, muchos (por no decir la mayoría) de mis amigos, compañeros y conocidos resultan un poco reacios al principio cuando les comento la posibilidad de conocer a alguien (siendo lo suficientemente prudente) y entablar una relación amistosa con él/ella por internet; y es que parece que, aún estando en la cumbre del auge tecnológico, los prejuicios creados por distintos medios comunicativos como televisión, noticiarios, novelas (ej: series de criminalística como "Web of lies") entre otros tantos han sobre cohibido a muchas personas a las que en el fondo sí les gustaría pasar por esta experiencia. Es por esta razón que he decidido contarles un poquito de mi experiencia y a la par darles pequeñas recomendaciones con el objetivo de procurarles evitar perder el tiempo dentro de lo que más se pueda. 

Resultado de imagen para habboDesde pequeña (9-13 años) fui muy entusiasta temeraria en cuanto a socializar con personas por internet, la primera vez que me inserté en el medio lo hice junto a mi primo hermano 2 años mayor a mí, en una red social de avatares llamada Habbo en la que podías configurar tu nickname y conocer amigos a través de un mundo virtual que parece una versión 2D de Minecraft, recuerdo pasar muchas horas hablando con gente de las que nunca conocí su rostro o nombres reales pero al fin y al cabo pasamos buenos ratos; sin embargo, con el paso del tiempo, entre los 13 y 14 años me alejé casi permanentemente de estos mundos virtuales, pues aunque me ofrecían la promesa de "belleza" y "buena compañía", para una adolescente que estaba comenzando a descubrir su identidad, esconderse detrás de un avatar para conocer personas ya no resultaba tan atractivo. 

Resultado de imagen para meowchatPor esta razón, no volví a insertarme a la sociedad virtual hasta que tuve 15 y me comencé a interesar por redes de videoconferencia aleatoria tipo Omegle y Chatroulette (por favor alguien vaya al pasado y repréndame), pero no tardé en darme cuenta de que esa es -probablemente- una de las peores formas de tratar de conocer a gente de manera sana, pues la mayoría de las personas que acuden a estos sitios lo hacen por razones de trolling o sexting, y a menos que estés interesado en una de estas dos no te lo recomiendo en lo personal. De esta manera, estuve alejada de las conexiones online hasta que una app me llamó la atención hace más de 1 año, actualmente ya no funciona pero en las vacaciones para entrar a mi segundo año de preparatoria, hablé con mucha gente y pese a que hoy me arrepiento de haber perdido tanto tiempo con gente con la que nunca más volví a hablar, puedo decir que en base a esa experiencia me tocó aprender que no puedes abarcar con todos y que no se pueden tener demasiados amigos al mismo tiempo sin descuidar y dar preferencia a unos y a otros no. Si algo sé, es que las personas merecen tiempo y atención, por lo que si estás buscando forjar un vínculo sólido lo más recomendable es que elijas a una sola persona, tal vez dos o tres más pero mientras menos sean mejor. Recuerda que no se trata de cantidad sino de calidad, y en internet, aunque pueda parecer diferente, la verdad es que cuando de relaciones se trata no hay mucha diferencia con la realidad.

Así fue como conocí a mi amigo Carter de Estados Unidos, quien me lleva un año de diferencia, lo conocí mediante una aplicación para adolescentes, pero nos caímos bien desde la primera plática, pues nos dimos cuenta de que nuestra forma de pensar coincidía en los pilares fundamentales; así, hablando ocasionalmente fuimos añadiéndonos en diferentes redes hasta que finalmente contactamos por facebook. Hace poco cumplimos 1 año de amistad por internet, y aunque no tocamos temas muy personales en nuestras conversaciones -puesto que ambos aún nos consideramos relativamente extraños- poco a poco he ido conociendo detalles de su vida, sobre todo también por los múltiples comentarios de familiares en su perfil.

Esto es todo por esta entrada amigos, sé que me extendí un poco pero la verdad es que aún tengo muchas anécdotas por contar y preferiría dedicarles otra entrada más adelante. Estén pendientes por el próximo post.

You May Also Like

2 comentarios

  1. Estoy de acuerdo contigo pero depende de cada persona la experiencia que viva, porque en mi manera personal de pensar, no voy a decirle todo de mi vida la primera vez que le hablo a alguien que en realidad no conozco. Hay personas y personas, pero como dije, depende de cada quien.
    Pd: Amo como escribes
    -Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Lena, cada experiencia para cada persona. Aún así no deberías descartar la idea de conocer a alguien de esta forma ;)
      Gracias por pasarte por aquí

      Eliminar

Hola. Se supone que aquí comentas.

Instagram